¿Qué alimentos comer antes y después de entrenar?

Es muy frecuente encontrarse personas que con la excusa de que van al gimnasio, se llenan de comida pensando que ya lo quemarán… Y es que esta mentalidad de ir al gimnasio para poder comer todo lo que se quiere sin engordar no es la más adecuada.

Es evidente que nuestro cuerpo cuando realiza ejercicio gasta energía, de tal manera que si no ingerimos alimentos que nos proporcionen energía de calidad, antes de entrenar, no tendremos el suficiente combustible para quemar.

Cuando nos referimos “de calidad” no nos referimos a la cantidad, sino a que debemos dotar a nuestro organismo de lo suficiente para que podamos realizar con éxito la actividad física que deseamos realizar.

De poco sirve ir varias horas al gimnasio si antes no hemos tomado nada, ocasionando que al poco tiempo del inicio del entrenamiento nos quedaremos sin energía para continuar, trabajando a una intensidad no deseada, y como consecuencia la sesión no resultaría eficaz.

Las comidas y suplementos previos al entrenamiento nos permitirán tener una mayor fuerza muscular, mejor resistencia, aportando la energía necesaria, quemando más calorías y grasa y aumentando la concentración.

Remarcar dos consideraciones antes del entrenamiento:

  • Comer algo una o dos horas antes.
  • Tomar un suplemento apropiado media hora antes.

Una alimentación adecuada puede consistir en:

Carbohidratos de bajo índice glucémico

Los carbohidratos nos aportan energía al cuerpo a través del entrenamiento. Si comemos un carbohidrato con un IG muy alto antes de entrenar, tendremos mucha energía al comienzo, pero rápidamente la perderemos.

Recomendamos tomar arroz blanco o integral, pan integral o pan de centeno, fideos integrales o avena.

Proteína

La proteína es lo que construye el músculo. Sin ella los músculos no van a crecer.
Los huevos al tener un alto valor biológico son también muy recomendados. Otras buenas fuentes de proteína son el pollo y los pescados que contienen Omega 3.

Fruta

La fruta debe tomarse en cualquier momento del día. Ayuda a dilatar los vasos sanguíneos, reduciendo la fatiga del corazón. La dilatación, permitirá mayor fluidez del riego sanguíneo a través del cuerpo, al mismo tiempo que ayudará a prevenir un aumento de la presión sanguínea si se ingieren suplementos tales como la cafeína, quemadores de grasa…

Contienen vitaminas y algunos carbohidratos y azúcares simples para incentivar tu entrenamiento. Una de las frutas por excelencia son los plátanos, estos tienen potasio y carbohidratos, con grandes propiedades para prevenir los calambres. Otra fruta muy recomendable son las naranjas, son ricas en vitamina C y contienen electrolitos.

Importante que a lo largo de toda la actividad física consumais agua o bebidas isotónicas.

Tras toda sesión de entrenamiento teneis que reponer las sales minerales perdidas con la sudoración, dotando a su vez al músculo del alimento necesario para poder recuperarse y crecer. Un alimento que puede ayudaros a recuperaros es la leche así como sus derivados, al ser ricos en proteínas, minerales y vitaminas pueden aportaros grandes dosis de nutrientes.